Inicio English deutsch e-tarjeta
Profecías cumplidas:

1
2
3
4
5
6
7








Profecías del Mesías cumplidas en la Vida de Jesucristo


Profecía, La Biblia, y Jesús
Por Matthew Slick

 
     ¿Cómo respondería usted a alguien que afirma que la Biblia no es inpirada? ¿Hay alguna forma de probar la inspiración o, al menos, presentar inteligentemente la evidencia de su inspiración? La respuesta es ¡Sí!

     Una de las mejores maneras de demostrar la inspiración es examinar las profecías. Hay muchos libros religiosos en el mundo que dicen muchas cosas buenas. Pero solamente la Biblia ha cumplido profecías, y todavía quedan cosas profetizadas por cumplirse. La Biblia nunca se ha equivocado en el pasado, y no se equivocará en el futuro. Afirma ser inspirada por Dios (2 Tim 3:16). Ya que Dios es el creador de todas las cosas (Isa 44:24), sin duda El es también el creador del tiempo. El tiempo está bajo su control. Solamente entonces Dios siempre tendrá la razón acerca de lo que hay en el futuro, nuestro futuro.

     Las profecías ya cumplidas son una fuerte evidencia de que Dios es el autor de la Biblia, porque cuando uno considera las probabilidades matemáticas de que las profecías se cumplan, es posible percibir prontamente detrás de la Biblia un proyecto, un plan, y una mano que guía los acontecimientos. Si solamente una profecía no se cumpliese, entonces sabríamos que Dios no es el Dios verdadero, porque el creador de todas las cosas, incluido el tiempo, no erraría al predecir el futuro. Deuteronomio 18:22 dice: "Si el profeta habla en nombre de Jehová, y no se cumple ni acontece lo que dijo, esa palabra no es de Jehová. Por presunción habló el tal profeta; no tengas temor de él". Isaías 46:9-10 dice, "Acordaos de las cosas pasadas desde los tiempos antiguos, porque yo soy Dios; y no hay otro Dios, y nada hay semejante a mí, que anuncio lo por venir desde el principio, y desde la antigüedad lo que aún no era hecho; que digo ‘Mi consejo permanecerá y haré todo lo que quiero’."

     Cuando se habla con un no creyente, un enfoque adecuado es ir al Salmo 22 y leer los versículos 12-18. Aquí hay una descripción detallada de la crucifixión, escrita mil años antes de que Jesús naciese. Después de leer el pasaje, pregúntele de qué se trata. Él dirá: "De la crucifixión de Jesús". Entonces respóndale: "Tiene razón. Se trata de la crucifixión. Pero esto fue escrito mil años antes de que Jesús naciera. Y como si eso fuera poco, la crucifixión como medio de ejecución ni siquiera se había inventado en esa época. ¿Cómo cree usted que pudo ocurrir una descripción como ésta?" Luego de un breve tratamiento, uno puede mostrarle algunas profecías más, como la que anunciaba el lugar de nacimiento de Jesús (Miqueas 5:2), que El nacería de una virgen (Isaías 7:14), o que su costado sería traspasado (Zacarías 12:10).

     He aquí una lista parcial de profecías cumplidas en Jesús

 
1. Nacido en Belén

Profecía Antiguo Testamento
Miqueas 5:2
Pero de ti, Belén Efrata, pequeña entre los clanes de Judá, saldrá el que gobernará a Israel;
sus orígenes se remontan hasta la antigüedad, hasta tiempos inmemoriales.


Cumplimiento Nuevo Testamento
Mateo 2:1-6
Después de nacer Jesús en Belén de Judea en tiempos del rey Herodes, he aquí llegaron a Jerusalén unos sabios procedentes del Oriente. 2 —¿Dónde está el que ha nacido rey de los judíos? —preguntaron—. Vimos salir su estrella y hemos venido a adorarlo. 3 Cuando lo oyó el rey Herodes, se turbó, y toda Jerusalén con él. 4 Así que convocó de entre el pueblo a todos los jefes de los sacerdotes y maestros de la ley, y les preguntó dónde había de nacer el Cristo. 5 —En Belén de Judea —le respondieron—, porque esto es lo que ha escrito el profeta: 6 »“Pero tú, Belén, en la tierra de Judá ,de ninguna manera eres la menor entre los principales de Judá; porque de ti saldrá un príncipe que será el pastor de mi pueblo Israel.

Lucas 2:1-20
Nacimiento de Jesús
1  Por aquellos días Augusto César decretó que se levantara un censo en todo el imperio romano. 2 Este primer censo se efectuó cuando Cirenio gobernaba en Siria. 3 Así que iban todos a inscribirse, cada cual a su propio pueblo. 4 También José, que era descendiente del rey David, subió de Nazaret, ciudad de Galilea, a Judea. Fue a Belén, la ciudad de David, 5 para inscribirse junto con María su esposa. Ella se encontraba encinta 6 y, mientras estaban allí, le llegó el tiempo del parto. 7 Así que dio a luz a su hijo primogénito. Lo envolvió en pañales y lo acostó en un pesebre, porque no había lugar para ellos en la posada.

Los pastores y los ángeles
8 En esa misma región había unos pastores que pasaban la noche en el campo, turnándose para cuidar sus rebaños. 9 Sucedió que un ángel del Señor se les apareció. La gloria del Señor los envolvió en su luz, y se llenaron de temor. 10 Pero el ángel les dijo: «No tengáis miedo. Mirad que os traigo buenas noticias que serán motivo de mucha alegría para todo el pueblo. 11 Hoy os ha nacido en la ciudad de David un Salvador, que es Cristo el Señor. 12 Esto os servirá de señal: Encontraréis a un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.» 13 De repente apareció una multitud de ángeles del cielo, que alababan a Dios y decían: 14 «Gloria a Dios en las alturas,y en la tierra paz a los que gozan de su buena voluntad.» 15 Cuando los ángeles se fueron al cielo, los pastores se dijeron unos a otros: «Vamos a Belén, a ver esto que ha pasado y que el Señor nos ha dado a conocer.» 16 Así que fueron de prisa y encontraron a María y a José, y al niño que estaba acostado en el pesebre. 17 Cuando vieron al niño, contaron lo que les habían dicho acerca de él, 18 y cuantos lo oyeron se asombraron de lo que los pastores decían. 19 María, por su parte, guardaba todas estas cosas en su corazón y meditaba acerca de ellas. 20 Los pastores regresaron glorificando y alabando a Dios por lo que habían visto y oído, pues todo sucedió tal como se les había dicho.


2. Nacido de una virgen

Profecía Antiguo Testamento
Isaías 7:14
Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel.

Cumplimiento Nuevo Testamento
Mateo 1:18-25
Nacimiento de Jesucristo
18 El nacimiento de Jesús, el Cristo, fue así: su madre, María, estaba comprometida para casarse con José, pero antes de unirse a él, resultó que estaba encinta por obra del Espíritu Santo. 19 Como José, su esposo, era un hombre justo y no quería exponerla a vergüenza pública, resolvió divorciarse de ella en secreto. 20 Pero cuando él estaba considerando hacerlo, se le apareció en sueños un ángel del Señor y le dijo: «José, hijo de David, no temas recibir a María por esposa, porque ella ha concebido por obra del Espíritu Santo. 21 Dará a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.» 22 Todo esto sucedió para que se cumpliera lo que el Señor había dicho por medio del profeta: 23 «La virgen concebirá y dará a luz un hijo, y lo llamarán Emanuel» (que significa «Dios con nosotros»). 24 Cuando José se despertó, hizo lo que el ángel del Señor le había mandado y recibió a María por esposa. 25 Pero no tuvo relaciones conyugales con ella hasta que dio a luz un hijo, a quien le puso por nombre Jesús.

Lucas 1:26-38
Anuncio del nacimiento de Jesús
26 A los seis meses, Dios envió al ángel Gabriel a Nazaret, pueblo de Galilea, 27 a visitar a una joven virgen comprometida para casarse con un hombre que se llamaba José, descendiente de David. La virgen se llamaba María. 28 El ángel se acercó a ella y le dijo:—¡Te saludo, tú que has recibido el favor de Dios! El Señor está contigo. 29 Ante estas palabras, María se perturbó, y se preguntaba qué podría significar este saludo. 30 —No tengas miedo, María; Dios te ha concedido su favor —le dijo el ángel—. 31 Concebirás y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. 32 Él será un gran hombre, y lo llamarán Hijo del Altísimo. Dios el Señor le dará el trono de su padre David, 33 y reinará sobre el pueblo de Jacob para siempre. Su reinado no tendrá fin. 34 —¿Cómo podrá suceder esto —le preguntó María al ángel—, puesto que soy virgen? 35 —El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra. Así que al santo niño que va a nacer lo llamarán Hijo de Dios. 36 También tu parienta Elisabet va a tener un hijo en su vejez; de hecho, la que decían que era estéril ya está en el sexto mes de embarazo. 37 Porque para Dios no hay nada imposible. 38 —Aquí tienes a la sierva del Señor —contestó María—. Que él haga conmigo como me has dicho. Después de esto, el ángel la dejó.

       
3. Sería un profeta como Moisés

Profecía Antiguo Testamento
Deuteronomio 18:15, 18, 19
El Señor tu Dios levantará de entre tus hermanos un profeta como yo. A él sí lo escucharás.
Por eso levantaré entre sus hermanos un profeta como tú; pondré mis palabras en su boca, y él les dirá todo lo que yo le mande. 19 Si alguien no presta oído a las palabras que el profeta proclame en mi nombre, yo mismo le pediré cuentas.

Cumplimiento Nuevo Testamento
Juan 7:40
Al oír sus palabras, algunos de entre la multitud decían: «Verdaderamente éste es el profeta.»

siguiente: página