Inicio English deutsch e-tarjeta
Jesús dijo  1
Jesús dijo 2


Jesús dijo

El pan de Dios es el que baja del cielo y da vida al mundo.
 —Señor —le pidieron—, danos siempre ese pan.
 —Yo soy el pan de vida —declaró Jesús—.
El que a mí viene nunca pasará hambre, y el que en mí cree nunca más volverá a tener sed.
Juan 6:33-35




Una vez más Jesús se dirigió a la gente, y les dijo:
Yo soy la luz del mundo.
El que me sigue no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida.
Juan 8:12
reflexiones


Jesús, el buen pastor
»Ciertamente os aseguro que el que no entra por la puerta al redil de las ovejas, sino que trepa y se mete por otro lado, es un ladrón y un bandido. El que entra por la puerta es el pastor de las ovejas. 
El portero le abre la puerta, y las ovejas oyen su voz. Llama por nombre a las ovejas y las saca del redil.  Cuando ya ha sacado a todas las que son suyas, va delante de ellas, y las ovejas lo siguen porque reconocen su voz. 
Pero a un desconocido jamás lo siguen; más bien, huyen de él porque no reconocen voces extrañas. 
Jesús les puso este ejemplo, pero ellos no captaron el sentido de sus palabras. 
Por eso volvió a decirles: «Ciertamente os aseguro que yo soy la puerta de las ovejas.
Todos los que vinieron antes de mí eran unos ladrones y unos bandidos,
pero las ovejas no les hicieron caso.
Yo soy la puerta; el que entre por esta puerta, que soy yo, será salvo. Se moverá con entera libertad, y hallará pastos.  El ladrón no viene más que a robar, matar y destruir;
yo he venido para que tengan vida, y la tengan en abundancia.
Juan 10:1-10




»Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas. El asalariado no es el pastor,
y a él no le pertenecen las ovejas.
Cuando ve que el lobo se acerca, abandona las ovejas y huye; entonces el lobo ataca al rebaño
y lo dispersa. Y ese hombre huye porque, siendo asalariado, no le importan las ovejas. 
»Yo soy el buen pastor; conozco a mis ovejas, y ellas me conocen a mí, así como el Padre me
conoce a mí y yo lo conozco a él, y doy mi vida por las ovejas.
Juan 10:11-15
reflexiones



Entonces Jesús le dijo:—Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí vivirá, aunque muera;
y todo el que vive y cree en mí no morirá jamás.
Juan 11:25-26



Jesús, el camino al Padre
Dijo entonces Tomás:—Señor, no sabemos a dónde vas, así que ¿cómo podemos conocer el camino?  —Yo soy el camino, la verdad y la vida —le contestó Jesús—. Nadie llega al Padre sino por mí.
Juan 14:5-6
reflexiones



Jesús, la vid verdadera
»Yo soy la vid verdadera, y mi Padre es el labrador. Toda rama que en mí no da fruto, la corta; pero toda rama que da fruto la poda para que dé más fruto todavía.  Vosotros ya estáis limpios por la palabra que os he comunicado.  Permaneced en mí, y yo permaneceré en vosotros. Así como ninguna rama puede dar fruto por sí misma, sino que tiene que permanecer en la vid, así tampoco vosotros podéis dar fruto si no permanecéis en mí. 
»Yo soy la vid y vosotros las ramas. El que permanece en mí, como yo en él, dará mucho fruto; separados de mí no podéis hacer nada.
Juan 15:1-5