Inicio English deutsch e-tarjeta
Parábolas I.A
Parábolas I.B
Parábolas I.C
Parábolas I.D
Parábolas I.E
Parábolas I.F
Parábolas II.A
Parábolas II.B
Parábolas III.A
Parábolas III.B



LAS PARÁBOLAS DE JESÚS


I. Parábolas de enseñanza

   A. Sobre el Reino de Dios

1. Parábola del sembrador
Jesús les dijo en parábolas muchas cosas como éstas: Un sembrador salió a sembrar. Mientras iba esparciendo la semilla, una parte cayó junto al camino, y llegaron los pájaros y se la comieron.
Otra parte cayó en terreno pedregoso, sin mucha tierra. Esa semilla brotó pronto porque la tierra no era profunda; pero cuando salió el sol, las plantas se marchitaron y, por no tener raíz, se secaron.  Otra parte de la semilla cayó entre espinos que, al crecer, la ahogaron.
Pero las otras semillas cayeron en buen terreno, en el que se dio una cosecha que rindió treinta, sesenta y hasta cien veces más de lo que se había sembrado.
(Mateo 13:3-8)


2. Parábola de la mala hierba

Jesús les contó otra parábola: «El reino de los cielos es como un hombre que sembró buena semilla en su campo. Pero mientras todos dormían, llegó su enemigo y sembró mala hierba entre el trigo, y se fue.
Cuando brotó el trigo y se formó la espiga, apareció también la mala hierba. Los siervos fueron al dueño y le dijeron: “Señor, ¿no sembraste semilla buena en tu campo? Así pues, ¿de dónde salió la mala hierba? 
"Esto es obra de un enemigo". Entonces los siervos le preguntaron: ¿Quieres que vayamos a arrancar la mala hierba?" Pero él les dijo: “No, porque al arrancar la mala hierba, podéis arrancar también el trigo.
Dejad que crezcan juntos hasta la cosecha. Entonces diré a los segadores: Recojed primero la mala hierba, y atadla en manojos para quemarla; después recojed el trigo y guardadlo en mi granero.
(Mateo 13:24-20)


3. + 4. Parábolas del grano de mostaza y de la levadura

Les contó otra parábola: «El reino de los cielos es como un grano de mostaza que un hombre sembró en su campo.  Aunque es la más pequeña de todas las semillas, cuando crece es la más grande de las hortalizas y se convierte en árbol, de modo que vienen las aves y anidan en sus ramas.»
Les contó otra parábola más: «El reino de los cielos es como la levadura que una mujer tomó y mezcló en una gran cantidad de harina, hasta que fermentó toda la masa.»
(Mateo 13:31-33)

5. + 6. Parábolas del tesoro escondido y de la perla

»El reino de los cielos es como un tesoro escondido en un campo. Al descubrirlo un hombre, lo volvió a esconder, y lleno de alegría fue y vendió todo lo que tenía y compró ese campo. 
»También se parece el reino de los cielos a un comerciante que andaba buscando perlas finas.  Cuando encontró una de gran valor, fue y vendió todo lo que tenía y la compró.
(Mateo 13:44-46)
reflexiones


7. Parábola de la red

»También se parece el reino de los cielos a una red echada al lago, que recoge peces de toda clase. Cuando se llena, los pescadores la sacan a la orilla, se sientan y recogen en canastas los peces buenos, y desechan los malos.
Así será al fin del mundo. Vendrán los ángeles y apartarán a los malvados de los justos, y los arrojarán al horno encendido, donde habrá llanto y rechinar de dientes.
(Mateo 13:47-50)


8. Parábola de la semilla que crece

Jesús continuó: «El reino de Dios se parece a quien esparce semilla en la tierra. Sin que éste sepa cómo, y ya sea que duerma o esté despierto, día y noche brota y crece la semilla.
La tierra da fruto por sí sola; primero el tallo, luego la espiga, y después el grano lleno en la espiga. Tan pronto como el grano está maduro, se le mete la hoz, pues ha llegado el tiempo de la cosecha.»
(Marcos 4:26-29)