Inicio English deutsch e-tarjeta




»Venid a mí todos vosotros que están cansados y agobiados, y yo os daré descanso.
Cargad con mi yugo y aprended de mí, pues yo soy apacible y humilde de corazón,
y encontraréis descanso para vuestra alma.
Porque mi yugo es suave y mi carga es liviana.»
Mateo 11:28-30
reflexiones
reflexiones




Así dice el Señor Todopoderoso:
Daré de beber a los sedientos y saciaré a los que estén agotados.»
Jeremías 31:25



Me diste vida, me favoreciste con tu amor,
y tus cuidados me han infundido aliento.
Job 10:12

   

Bendito sea el Señor, nuestro Dios y Salvador, que día tras día sobrelleva nuestras cargas.
Nuestro Dios es un Dios que salva; el Señor Soberano nos libra de la muerte.
Salmo 68:19-20





Ayudaos unos a otros a llevar las cargas, y así cumpliréis la ley de Cristo.
Si alguien cree ser algo, cuando en realidad no es nada, se engaña a sí mismo.
Cada cual examine su propia conducta; y si tiene algo de qué presumir,
que no se compare con nadie. Que cada uno cargue con su propia responsabilidad.
No os engañéis: de Dios nadie se burla. Cada uno cosecha lo que siembra.
El que siembra para agradar a su naturaleza pecaminosa, de esa misma naturaleza
cosechará destrucción; el que siembra para agradar al Espíritu, del Espíritu cosechará
vida eterna. No nos cansemos de hacer el bien, porque a su debido tiempo
cosecharemos si no nos damos por vencidos. Por lo tanto, siempre que tengamos
la oportunidad, hagamos bien a todos, y en especial a los de la familia de la fe.
Gálatas 6:2-5,7-10





Dichoso el que halla sabiduría, el que adquiere inteligencia.
Porque ella es de más provecho que la plata y rinde más ganancias que el oro.
Es más valiosa que las piedras preciosas: ¡ni lo más deseable se le puede comparar!
Con la mano derecha ofrece larga vida; con la izquierda, honor y riquezas.
Sus caminos son placenteros y en sus senderos hay paz.
Ella es árbol de vida para quienes la abrazan; ¡dichosos los que la retienen!
Proverbios 3:13-18






YO SOY EL QUE SOY
Exodo 3:14

"Estaba lamentándome del pasado
y temiendo el futuro.
De repente mi Señor estaba hablando:
MI NOMBRE ES 'YO SOY' ...

Cuando vives en el pasado
con sus errores y pesares,
es difícil, Yo no estoy allí.
MI NOMBRE NO ES 'YO FUI' ...
 
Cuando vives en el futuro
con sus problemas y temores,
es difícil. Yo no estoy allí.
MI NOMBRE NO ES 'YO SERE' ...
 
Cuando vives en este momento,
no es difícil.
Yo estoy aquí.
MI NOMBRE ES 'YO SOY'"
(Poema de Hellen Mallicoat)





ver también: reflexiones