Inicio English deutsch e-tarjeta

Reflexiones sobre Versículos Bíblicos:

Filipenses 4:13 & 1 Juan 4:18
Juan 10:11 & Prov. 9:10 & 3:5-6
2 Corintios 5:17 & Romanos 8:15
Juan 11:21 y 26
2 Corintios 4:13-18 & 2 Cor 4:7
Mateo 8:23-27
Filipenses 4:19
Isaías 40  y  Isaías 41
Lucas 15:11-32 - el hijo pródigo
Salmos  8, 143, 37  & Efesios 3
Lucas 11:1-13
Mateo 18:1-5, 10-14
1 Corintios 13
Gálatas 5:22-23
Mateo 6:34
Marcos 4:35-41
Mateo 7:1-2 - el perdón
Apocalipsis 3:20
Mateo 6:6-15 -  Hijo mío
Rom. 4:3 & 1 Juan 5:9
Mateo 24:37-44 - El Adviento
Lucas 2:7 -  La Navidad
Juan 14:6 & Juan 8:12
1 Tesalonicenses 5:16-18 - Orar
Mateo 13:44-46
Romanos 10:8
Marcos  6:45-51
Lucas 24:13-35 - Emaús
Mateo 11:28
Persona Mantenida 
Efesios 2:8-9 - La Gracia
Marcos 1:1-8 - Adviento
Juan 3:3  & Juan 17:3

Reflexiones sobre Versículos Bíblicos



Juan 11:21
Y Marta dijo a Jesús: Señor, si hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto.


Comentario:
Si alguna vez has estado al lado de la tumba de un ser querido,
seguramente este pensamiento también te cruzó la mente:
si hubieras estado aquí, Señor.
¿Dónde está Jesús cuando sufrimos?

Hay dos hechos que debemos de recordar.
En primer lugar, Jesús sí está con nosotros en los momentos de pérdida y dolor.
La iglesia es el cuerpo de Jesús.
Cada gesto de bondad, apoyo, consuelo y ayuda es en verdad Jesús mismo obrando
para aliviar nuestro dolor.
 
En segundo lugar, aunque permitió la muerte de nuestro ser querido, Él está presente
en la muerte de cada creyente. Pablo nos recuerda que cuando muere un Cristiano,
él o ella va a la presencia de Cristo (2 Corintios 5:6-7; Filipenses 1:21-23).
Nunca está fuera de la presencia de Dios (Romanos 8:35-39).

Oración:
Santo Padre, ayúdame reconocer la presencia de Jesús en los momentos de pérdida y dolor.
Ayúdame ver a Jesús en la presencia reconfortante del Espíritu Santo quien vive en mí.
Ayúdame verlo en los actos de amor y bondad de parte de Tu pueblo.
Además, ayúdame reconocer las maneras en las cuales puedo ser la presencia de Jesús
para los demás que están sufriendo y pasando por momentos de dolor.
En el nombre de Jesús oro, Amén.

(www.laluzdelalma.com)





Juan 11:26
... y todo el que vive y cree en mí, no morirá jamás. ¿Crees esto?


Comentario:
En el versículo 21,  enfatizamos que cristianos que mueren físicamente nunca son
realmente separados de su relación con Dios.
En este versículo (26), Jesús nos desafia a creer una cosa semejante.
 
Creemos que la parte real y viva de cada uno de nosotros hecha por Dios,
nunca morirá aunque nuestro cuerpo físico morirá?

Es un pensamiento increíble, ¿verdad? 
Somos eternos, inmortales, ligados con Jesús y su futuro está junto al nuestro.
(ver Colosenses 3:1-4).

Oración:
Dios Todo Poderoso, yo creo que por causa de Jesús, yo nunca moriré.
Por favor, bendíceme, querido Padre, para que no malgaste el tiempo
mientras estoy aquí en esta vida.
Al mismo tiempo, querido Dios, anhelo verte cara a cara.
En el nombre de Jesús yo oro. Amén.

(www.laluzdelalma.com)